HISTORIA

BEAL es una pequeña empresa familiar de 45 personas, situada en Vienne, Isère.

       A pesar de su modesto tamaño, Beal está considerado el primer productor mundial de cuerdas de alpinismo y de seguridad.

       Esta posición de líder se explica por el avance tecnológico indiscutible en el proceso de fabricación, en relación a la competencia.

        

La presencia internacional de Beal y la venta de 8 millones de metros de cuerda que salen anualmente de los talleres de Vienne están aseguradas por una red de distribuidores presentes en unos cuarenta países en todo el mundo. Además, Beal posee una filial en Georgia, Estados Unidos, que cubre las necesidades del mercado americano escapando así, en parte, a las fluctuaciones del dólar.

 

Certificada con la ISO 9001, para garantizar su calidad de producción, Beal dedica un 5 % de su cifra de ventas a Investigación y Desarrollo y un 5 % a la promoción.

Una buena parte de este presupuesto de promoción se destina a la esponsorización de los números uno del alpinismo y de la escalada: de Patrick Edlinger Lynn Hill, de Yuji HIRAYAMA a Fred ROUHLING, la mayoría de las grandes figuras de la escalada forma parte del «Team Beal».

 Beal, además de ser el primer fabricante que ha obtenido la homologación CE para sus cuerdas semiestáticas, también está muy activo en el ámbito de las cuerdas de seguridad utilizadas en industria.



LA CULTURA DEL DINAMISMO


Desde los inicios con Yannick Seigneur, y más tarde con Patrick Edlinger, la historia de las cuerdas BEAL ha estado marcada por la pasión y la innovación.
A principios de los ochenta, BEAL participó activamente en los cambios de mentalidad y técnicas que tuvieron lugar en el mundo de la escalada. Los escaladores necesitaban volar con seguridad para poder progresar y los avances conseguidos por BEAL en el dinamismo de las cuerdas les liberó del temor a la caída. Sin este freno psicológico, pudieron concentrar toda su energía en los movimientos de la escalada y evolucionar espectacularmente.

Pero en BEAL, no sólo las cuerdas son dinámicas. 
El departamento de Investigación y Desarrollo no cesa de innovar: desde el Program System y el Black Limit, pasando por el Dry Cover, las cuerdas ultraligeras, las fuerzas de choque más bajas o los arneses Aero.

      BEAL lab no es sólo un laboratorio de investigación clásico.

Los escaladores y alpinistas de Team BEAL se involucran intensamente en cada proyecto. Sus sugerencias y los duros ensayos sobre el terreno a que someten nuestros productos nos ayudan a evolucionar continuamente, pero son su pasión y conocimiento profundo del medio lo que nos permite anticiparnos a los cambios y estar siempre al día sobre las necesidades de los escaladores.

Con una estructura muy simple y ágil, el BEAL LAB es un punto de encuentro entre teoría y práctica; ingenieros y escaladores; ingenio y técnica; pasión y sensatez. Juntos con el objetivo común de mejorar la seguridad y la comodidad de los escaladores y alpinistas de todo el mundo.

Photo HD 
Photo HD 
Photo HD